El Blog Jeydilibros ha publicado una entrevista a David Pintos sobre la trilogía Taimat. Reproduzco aquí la entrevista, aunque podéis leerla también en el blog.

¿Por qué escritor? ¿Has tenido la pasión por la escritura desde siempre? ¿Cómo surgió?
He tenido un torrente de imaginación desde que era un niño. La razón de lanzarme a escribir se debe a esta causa y a una serie de acontecimientos personales que me empujaron a materializar decenas de historias construidas en mi mente desde que era pequeño. Gracias a esta circunstancia descubrí hace unos años que me apasiona escribir novelas, que disfruto muchísimo cada vez que me siento ante el portátil para novelar todo lo que sucede en mi mente. Cuando escribo me abstraigo de esta realidad, entro en otra distinta en la que me siento muy a gusto.
¿Cómo se te ocurrió la idea de la trama de Taimat? ¿Desde el principio pensaste que iba a ser una trilogía? ¿Tenías claro el argumento desde el inicio del proyecto o la historia fue surgiendo a medida que escribías?
Es la suma de varias ideas e historias recurrentes que rondan por mi cabeza desde hace mucho tiempo, todas ellas están relacionadas con sueños, pensamientos, influencias e inspiración. El inicio de la historia sirvió para desarrollar el grueso de toda ella. En un principio no imaginé que acabaría convirtiéndose en una trilogía, es más, ignoraba la dimensión del relato en un libro físico de papel. Cuando había escrito la mitad de “Búsqueda” (primera parte de la trilogía), es cuando me di cuenta de que debería estar dividida en tres partes y como tal, en tres libros. El arco narrativo principal lo creé desde el principio mediante una síntesis de todas las ideas que quería plasmar. El desarrollo y crecimiento surgió después sobre la marcha. En “Épica” (tercera parte de la saga) tuve que diseñar algunas de las escenas y partes de la trama mediante dibujos, esquemas y apuntes de las conversaciones de Izan con personajes místicos tan importantes como Ras o Dántian.
En Taimat hay personajes entrañables como Antía, Dídac o Jacques ¿Hay algo de autobiográfico en alguno de los personajes del libro? ¿Cuál es tu preferido? ¿Por qué?
No, ningún personaje es autobiográfico, están adaptados a la historia; pero si hay uno crucial, ese es Izan; él es el eje central, la razón por la que opté por narrarlo en primera persona. No tengo un personaje favorito, pero sí tres personajes relacionados con uno mismo que me fascinan: Dántian, Izan y Bran. Preferiría no dar demasiadas explicaciones sobre los vínculos de estos tres para evitar hacer spoiler.
¿Cómo se te ocurrió el nombre ‘Taimat’?
Taimat proviene del antiano antiguo: tai es tierra y mat es madre. Se me ocurrió desarrollando palabras del lenguaje antiano. Aclaro que ésta es una historia de pura ficción y el lenguaje y palabras de procedencia antiana son totalmente inventadas, cualquier coincidencia con alguna derivación o palabra existente es pura coincidencia.
Como lector, ¿quiénes son tus escritores preferidos? Recomiéndanos algún libro.
Soy un ávido lector de ensayo, es una constante fuente de documentación e inspiración. Por el contrario, leo muy poca novela, pero sí mucho cómic, principalmente franco-belga de estilo línea clara. Autores como Edgar Pierre Jacobs, Jacques Martin, Van Hamme, Philippe Adamov o Luiz Eduardo de Oliveira (LEO) entre otros, me apasionan. En otro estilo adoro al gran Alan Moore en todas sus facetas. En cuanto a novelas, recomiendo las obras clásicas premonitorias de autores como Julio Verne, Aldous Huxley o las principales obras de George Orwell, 1984 o Rebelión en la Granja. En lo referente a ensayo podría recomendar muchos libros, pero uno de los que más me ha influenciado para Taimat es El Campo Fuente de David Wilcock.
Hemos sabido que diriges y presentas el programa radiofónico de art rock Subterranea, y que eres articulista de la revista Subterranea Art Rock Magazine, además de bloguero y crítico musical. ¿Qué importancia tiene la música para ti?
La música es vital para mí, es una constante fuente de inspiración, son las vías por las que circula el tren que transporta mis ideas para plasmarse en historias. He imaginado escenas escuchando música y he escrito pasajes muy intensos con las precisas armonías sonando de fondo. Si todo marcha bien, Taimat inspirará también música, devolviéndole así el favor a ésta.
“He escuchado y leído comentarios que me han llegado a estremecer de emoción.”
Una seguidora del blog ha comentado en la reseña de Lucha lo siguiente: “Me ha llamado la atención el nombre del protagonista, Izan. En euskera, Izan es el verbo ser, pero como nombre propio, al menos en mi zona, no se utiliza. Así que he mirado y debe haber controversia en torno al origen, debe haber quien dice que Izan (el nombre) proviene de escribir mal Ethan”. ¿Por qué surgió el nombre del protagonista? ¿Lo elegiste por causalidad o fue algo planeado?
Izan fue el nombre más difícil de encontrar, no tenía nada hasta prácticamente el final de “Búsqueda”. Cuando escribía su nombre ponía cuatro X, algo así: XXXX. Las cuatro X me dijeron subconscientemente que quería un nombre de cuatro letras, pues tenía claro que deseaba un nombre corto que me gustara y que reflejase la personalidad del protagonista. El nombre bíblico Ethan era perfecto, pero la procedencia de Izan, la necesidad de tener cuatro letras y el hecho de que en euskera signifique Ser me decantó por este nombre, adaptación al castellano de Ethan. Izan dice en repetidas ocasiones “Soy”, necesita conectar constantemente con su consciencia, asumir su rol y su poder. El verbo ser es imprescindible para asociarlo con su ente espiritual. Por otra parte, a Izan le define la solidez, la constancia y lo perpetuo, tres significados de la palabra Ethan. A su vez, se dice que: «El carácter del nombre Izan obedece a personas responsables, honestas, seguras de sí mismas, amistosas y de buen carácter. Además, son muy humanas y saben escuchar a los demás, mostrándose de una forma sociable, entusiasta, extrovertida y con una gran facilidad de comunicación. Por otra parte, esconden una faceta sensible, emotiva y humanitaria, cayendo bien a la gente y facilitándoles el hecho de hacer amistades. Cuando estos hombres se sienten motivados por algo, son capaces de realizar grandes esfuerzos, mostrándose de una forma metódica, ordenada y detallista. Sin embargo, al ser hombres tan nerviosos, a veces pueden llegar a dispersarse de sus tareas y dejarlas todo a medio hacer. En el terreno sentimental se muestran como seductores, encantadores, sensuales y muy emotivos, siendo muy fácil así, herirlos sentimentalmente». Como podréis averiguar, el nombre del protagonista define claramente su personalidad.
Taimat cuenta con alrededor de 1400 páginas, ¿cuánto tardaste en escribir los libros?
“Búsqueda” fue mi mayor quebradero de cabeza, me costó mucho escribirlo debido a la falta de constancia y a la carencia de hábito. Contando largos períodos de inactividad, tardé unos dos años. Para “Lucha” necesité ocho meses y para “Épica” nueve meses, estas dos las escribí manteniendo una exhaustiva constancia.
¿Podrías definir tu trilogía en tres palabras? ¿Qué le dirías a la gente para que la lea?
Aventura épica positiva. Creo que estas tres palabras definen con claridad la trilogía; es una gran aventura que va de menos a más constantemente. El lector va descubriendo Taimat al mismo ritmo que lo hace Izan, llegando a creer que está dentro de la mente del protagonista. Es una aventura constante dentro de una historia absolutamente épica, cuyo final está encantando a todo el mundo. Todos los comentarios que he recibido por parte de quienes han leído la saga completa, coinciden en que el final es muy bueno, y sirve además, para engrandecer un poco más la historia. La palabra positiva va asociada a los mensajes principales de la trilogía, al concepto y a la filosofía. Taimat aglutina un ingente mundo de seres, dimensiones y planos, una eterna disputa por el poder entre seres primordiales, un complejo entramado agnóstico que va más allá de lo convencional. Aunque esta obra se puede clasificar dentro de la ciencia ficción, considero humildemente que aborda algo más que el clásico concepto de la fantasía, pues contempla cuestiones metafísicas que harían entrar en conflicto la ciencia más ortodoxa con determinadas consideraciones espirituales relativas al espíritu y no a la religión.
¿Tienes algún otro proyecto en marcha?
Sí, estoy desarrollando la trama de mi cuarto libro, será una novela con muchos menos personajes, más caracterizados y con muchos ingredientes que la harán muy interesante y entretenida.
Por último, ¿cómo te sientes al saber que otras personas disfrutamos leyendo lo que tú has escrito?
Es el mejor de los premios a cinco años de trabajo, es un regalo que recibo casi a diario que todavía soy incapaz de definir con palabras. He escuchado y leído comentarios que me han llegado a estremecer de emoción. Es apasionante ver cómo el universo que crea una persona se convierte en real cuando es compartido y disfrutado por otras. Me siento absolutamente emocionado.
¿Quisieras añadir algo más?
Quiero agradecer todo tu apoyo y el haber formulado unas preguntas tan acertadas, y me gustaría resaltar y comunicar algo importante en la saga: Taimat es un gran puzzle repleto de pequeñas piezas que van encajando poco a poco, una historia un tanto compleja de conceptos, que pretende recrear un universo propio y la vivencia de un grupo de personas y seres en una época transcendental para la supervivencia de la humanidad y el inicio de una nueva era. Es una reflexión y crítica hacia el mundo actual, una mirada más allá de las convicciones establecidas y en definitiva, mi más humilde homenaje al subgénero de la ciencia ficción. Hay muchísimos conceptos y detalles sutiles escondidos en esta saga, razón por la cual estoy preparando, junto con la inestimable colaboración de más de diez artistas, un evento itinerante a partir de noviembre que incluirá sonidos e imágenes al universo de Taimat, además de charlas y debates sobre la saga. Si lo deseáis, os recomiendo que permanezcáis atentos a www.taimat.es o a www.facebook.com/Taimat. Espero que el proyecto vea la luz y nos podamos conocer un poco mejor.

Deja un comentario.